Mostrar
Ocultar
Menu

Noticias y eventos

Lunes
24
Julio 2017

ANÁLISIS DE SOLUCIONES PARA EL APORTE DE RECURSOS COMPLEMENTARIOS A LAS ZONAS ABASTECIDAS POR EL ATS

ANÁLISIS DE SOLUCIONES PARA EL APORTE DE RECURSOS COMPLEMENTARIOS A LAS ZONAS ABASTECIDAS POR EL ATS

 

  • PLANTEAMIENTO

El SCRATS, consciente de los problemas de falta de agua derivados de la reducción de volúmenes de agua trasvasables desde la cuenca del Tajo en los últimos años, y con el ánimo de cooperar con la Administración en la búsqueda de soluciones viables para paliar el déficit de agua en su área de actuación, una de las zonas agrícolas más productivas y desarrolladas de nuestro país, ha puesto en marcha un Estudio destinado al análisis de soluciones para el aporte de recursos complementarios a estas zonas, con el objetivo de identificar tales posibilidades y ofrecer sus resultados a disposición del MAPAMA, Ministerio de Agricultura, Alimentación, Pesca y Medio Ambiente.

De esta forma, el Ministerio podrá incorporar estos trabajos a otros disponibles o que pueda disponer, y ponderar y seleccionar las soluciones que estime mejores, poniendo en marcha las actuaciones precisas para hacerlas realidad.

  • DATOS DE PARTIDA

 

*  Hay una disminución de recursos muy apreciable en la cabecera del Tajo (el llamado efecto 80). Las expectativas de aguas trasvasables al ATS desde los embalses de Entrepeñas y Buendía, han experimentado una apreciable reducción en los últimos años. Para el periodo 1980/81-2011/12 el trasvase Tajo-Segura ha proporcionado un trasvase medio para regadío de 200 hm3/año en destino, mientras que los recursos inicialmente contemplados para este fin en la Ley 52/80, de regulación del régimen económico de la explotación del acueducto Tajo-Segura, de 16 de octubre, son de 400 hm3/año.

*  Se ha determinado que para las áreas de regadío servidas por el SCRATS sería necesario contar con un volumen complementario de recursos de unos 200 hm3/año, adicionales a los valores medios que actualmente se reciben procedentes de la cabecera del Tajo.

*  Ha de recordarse que esta cifra objetivo se refiere exclusivamente a los regadíos dependientes del trasvase, en el ámbito de actuación del SCRATS y, por tanto, se trata de un objetivo limitado desde una perspectiva más amplia. El déficit de recursos hídricos en la cuenca del Segura es obviamente mayor (400 hm3/año según el PHS), existen también abastecimientos con suministros precarios e incumplimiento de objetivos ambientales, y las soluciones para el problema global, con diferente alcance del abordado en este estudio, habrán de ser adoptadas en un marco más amplio correspondiente a la planificación hidrológica nacional. En cualquier caso, es un dato relevante el que los déficit en el Segura debidos a insuficiencia de aportaciones en cabecera del Tajo son del orden de magnitud de la mitad del déficit hídrico total de la demarcación.

*  Además de una situación de escasez general de recursos sucesivamente reiterada en los distintos planes hidrológicos del Segura (calificada como escasez estructural), en la actualidad se da una situación coyuntural singularmente adversa de aportaciones reducidas tanto en cabecera del Tajo como en la propia cuenca del Segura (escasez coyuntural añadida).

*  Ello ha conducido al Sistema Trasvase definido por la Confederación Hidrográfica del Segura al estado de emergencia. Y ya llevamos meses. El ATS afronta la peor crisis de agua de su historia. La riqueza socioeconómica generada por la llamada huerta de Europa está en riesgo.

*  La menor aportación real de recursos del ATS frente a los valores máximos considerados en la Ley 52/80 genera:

-          En las ZRT con mayor preponderancia de hortícolas, una menor rotación de hortícolas (Valle del Guadalentín, campo de Cartagena y Almería-Segura) y no se desarrolla la máxima capacidad de producción de la superficie regada, de forma que superficie que puede desarrollar al menos 2 ciclos estacionales o cultivos plurianuales (alcachofa) tan solo desarrolla un ciclo estacional de hortícolas con menor necesidad hídrica.

-          En las ZRT con gran preponderancia de leñosos (Vega Alta-Media, Alicante, Mula-Pliego y Yéchar) la superficie regada es claramente inferior a la superficie de la propuesta de concesiones de Comisaría de Aguas.

-          En general, una sobreexplotación de acuíferos no sostenible en el tiempo.

 

Superficie regada estimada mediante teledetección en el periodo 2008/13 y su comparación con la superficie neta estimada del PHDS 2012/12/21 

 

Fuente: Plan Hidrológico de la cuenca del Segura 2015/2021

 

*  El déficit conjunto estructural (sin el añadido de la escasez coyuntural) de las Unidades de Demanda Agraria (UDAS) dependientes del ATS es, como se ha dicho, de unos 200 hm3/año y además ninguna de ellas cumple los criterios de garantía establecidos en la Instrucción de Planificación Hidrológica. Este incumplimiento generalizado revela un comportamiento estructural inadmisible, cuyo estudio y solución constituye precisamente el objetivo del trabajo que se ha desarrollado, encargado a una empresa consultora de toda solvencia.

 

  • APORTACIONES DEL ESTUDIO

 

  • Del Estudio cabe concluir que hay posibilidades de actuación tanto a corto plazo (para paliar significativamente el problema), como a largo plazo (para resolver definitivamente el problema). Se ha comprobado la viabilidad técnica, ambiental y económica de un amplio número de soluciones.

 

  • ACTUACIONES EN LA CUENCA DEL SEGURA:

-          CONCLUSIÓN 1: Ninguna de las propuestas que se desarrollan dentro del ámbito de la cuenca del Segura tiene capacidad por sí sola para resolver el problema, puesto que ninguna puede aportar los recursos suficientes para ello.

-          CONCLUSIÓN 2: La única propuesta que puede aportar un volumen significativo es el incremento de la producción de las desalinizadoras –IDAM- existentes (Torrevieja, Valdelentisco y Águilas). Se trataría primero de materializar las actuaciones necesarias para alcanzar la máxima producción posible con las instalaciones actualmente disponibles, lo que podría suponer un volumen del orden de 70 hm3/año frente a la producción actual, y después ampliar esa capacidad hasta el máximo previsto en la concepción inicial de las IDAM, lo que podría suponer un incremento del orden de 140 hm3/año frente a la producción actual. Parte de esa producción se podría adscribir al ATS.

-          CONCLUSIÓN 3: La posibilidad de aprovechar estos recursos puede verse limitada por los costes de producción y la capacidad de transporte de la red de distribución ahora disponible desde las IDAM, así como por la capacidad de regulación. Por ello, esta propuesta está ligada con la propuesta de conexión de las desalinizadoras con los embalses de regulación del postrasvase, los embalses  de la Pedrera y de la Rambla de Algeciras, y de estos entre sí, a fin de posibilitar así la producción continua y a plena capacidad de las plantas, cerrar la red de conducciones principales con la mayor versatilidad y funcionalidad posible, e incrementar la regulación para optimizar el uso de los recursos desalinizados y además combinarlos con los recursos de agua procedentes de otras fuentes, formando un sistema integrado. (La conexión de la desalinizadora de Valdelentisco con Rambla de Algeciras ya está en ejecución, como obra de emergencia). Se ha comprobado la necesidad de la conexión entre los embalses de La Pedrera y Algeciras para equilibrar balances anuales de las UDAs completas, y también considerando la modulación mensual de las demandas y aportaciones, la red de conducciones y embalses ya existentes, los volúmenes de bombeos sostenibles aplicables a ambos territorios, y las asignaciones legalmente establecidas para las zonas regables del ATS. 

-          CONCLUSIÓN 4: Ni la mejora de la eficiencia de regadíos dentro de la Demarcación ni la asignación de recursos regulados en los embalses de laminación, pueden contribuir de manera mínimamente apreciable a resolver el problema. La primera, si bien indudablemente debe continuarse y así está previsto en el programa de medidas de su Plan hidrológico, está ya prácticamente agotada. Lo mismo sucede con la segunda: El aporte de recursos que puede suponer puede ser útil para resolver algún problema puntual muy localizado y de muy reducida magnitud, pero es irrelevante para los volúmenes que es necesario aportar a la zona objeto de análisis.

-          CONCLUSIÓN 5: Las extracciones subterráneas en acuíferos no sobreexplotados corresponden fundamentalmente con el empleo de las baterías de pozos de sequía de cabecera de la cuenca y Vega Alta, que incluyen las extracciones del sinclinal de Calasparra, y las baterías estratégicas de sondeos de la Vega Media y Baja. En el resto de acuíferos el margen real de incremento de disponibilidades es prácticamente inexistente, máxime considerando las vigentes exigencias ambientales relacionadas con la explotación de acuíferos. Esta actuación se viene realizando ya con asiduidad en circunstancias de sequía bajo el control del Organismo de cuenca y está amparada por el Decreto de sequía vigente. El volumen total que pueden aportar es significativo, del orden de 70 hm3/año considerando todas las extracciones. Conviene tener presente que estos recursos son para toda la cuenca en función de la situación hidrológica que atraviese, y no puede considerarse su asignación exclusiva al ámbito del SCRATS, dependiente de recursos no propios de la cuenca sino procedentes del Tajo. Con estas salvedades, su ejecución está suficientemente madura y sancionada por la práctica.

-          CONCLUSIÓN 6: Las cesiones de derechos de los que sean titulares usuarios de la propia cuenca del Segura no tiene capacidad para aportar un volumen significativo ni tampoco una mínima vocación de permanencia. Ello es debido a la existencia de una situación de escasez generalizada en la que los usuarios no se plantean renunciar a sus derechos durante una campaña porque haría  peligrar sus propios cultivos. La cesión de derechos de usuarios de la cuenca a favor de usuarios del ATS únicamente podría plantearse de manera coyuntural y muy excepcional, para salvar situaciones de baja aportación por el ATS y condicionada a la situación hidrológica de la propia cuenca. Por consiguiente, no puede confiarse en esta alternativa como una opción eficaz.

-          CONCLUSIÓN GENERAL: Estas actuaciones pueden paliar el problema a corto plazo, especialmente en esta situación de escasez coyuntural, y debe abordarse al menos alguna de ellas, a corto plazo. No se pueden dedicar únicamente a solucionar el déficit del ATS. Y además, por sí solas, pueden contribuir pero no solucionan el problema estructural.

 

  • ACTUACIONES FUERA DE LA CUENCA DEL SEGURA:

-          CONCLUSIÓN 1: Cabe considerar multitud de alternativas basadas en agua procedente de la cesión de recursos de cuencas hidrográficas limítrofes, de derivación en precario de recursos asignados temporalmente ociosos, y del trasvase de recursos excedentarios de otras cuencas hidrográficas. Hay viabilidad técnica, ambiental y económica en una amplia panoplia de ellas, pudiendo en principio trasvasarse recursos suficientes desde cualquiera de las grandes cuencas peninsulares, con abundantes caudales fluyentes.

-          CONCLUSIÓN 2: Se debe solicitar que la Administración proceda a la clarificación y regulación del procedimiento administrativo a seguir para la autorización de los contratos de cesión entre usuarios de diversas cuencas hidrográficas, indicando cuáles son sus condiciones y los supuestos que pueden impedir o menoscabar su celebración. Lo mismo cabe apuntar de los criterios sobre tarifas de agua desalada, posibilidades de reducción, o política de subvenciones a medio y largo plazo.

-          CONCLUSIÓN 3: En muchos casos, las posibles soluciones deberían enfocarse en un contexto más amplio y enfocarse para dar solución a  los déficits estructurales en el sureste español y otras zonas deficitarias, dando prioridad a los abastecimientos, y no dirigiéndose sólo a la problemática del ATS. En tal caso, el volumen objetivo a  conseguir que se ha considerado, tentativamente, es del orden de 500 hm3/año. Se aconseja así que se planteen las soluciones bajo el enfoque de abordar el problema conjunto de todas las áreas deficitarias, y no solo de las zonas afectadas por el ATS, considerando asimismo a otras áreas que directa o indirectamente pudieran beneficiarse de estas actuaciones. Además de un requisito de equidad exigible desde la perspectiva del interés público, ello comporta, en general, ventajas económicas por economías de escala.

-          CONCLUSIÓN 4: Finalmente, cabe señalar que algunas de las posibilidades apuntadas en el Estudio pueden requerir modificaciones de tipo legal e institucional para su completo despliegue y desarrollo. Corresponde a la Administración el estudio e impulso de tales actuaciones, cuyo planteamiento queda fuera del alcance de este estudio.

 

  • CONSIDERACIONES ADICIONALES

 

  • El Estudio es de contenido propositivo, da órdenes de magnitud que deben ser corroborados en estudios y trabajos técnicos de mayor detalle y alcance.
  • Puede asegurarse que hay soluciones viables desde un punto de vista técnico, ambiental  y económico para paliar el déficit existente. Siempre sobre la base de mezclar los posibles nuevos recursos con los preexistentes.
  • El Estudio no se pronuncia sobre la mejor alternativa, pues no existe una solución óptima absoluta y objetiva, sino que cada alternativa viable tiene ventajas e inconvenientes, en cuya ponderación deben considerarse factores sociopolíticos, más allá del ámbito técnico. Lo que aquí se pretende es proponer posibles soluciones cuya implementación real no debe ser decidida por SCRATS, sino por el MAPAMA en el contexto de sus competencias y orquestando el consenso de todos los actores implicados.
  • CUARTO: Además de las actuaciones consideradas y estudiadas, puede haber otras medidas relativas a reducción de costes (como la introducción de energía fotovoltaica para las desalinizadoras e impulsiones) o de ordenamiento jurídico que también cabría tener en consideración.

 

  • CONSIDERACIONES FINALES DEL SCRATS

 

  • El SCRATS ha solicitado a ACUAMED que la producción disponible no comprometida de las desalinizadoras de interés general construidas en la cuenca del Segura (Torrevieja, Valdelentisco y Águilas) se asigne a su demanda para cubrir los déficit existentes. En cualquier caso no debieran asignarse  a nuevas demandas no contempladas en el Plan Hidrológico del Segura. Pero esto no es suficiente.
  • La solución final y definitiva requerirá muy probablemente la combinación de diversas actuaciones. La instrumentación y desarrollo de las soluciones estudiadas necesariamente requieren la consideración de un campo de actuación más amplio, que sobrepasa la capacidad y competencias de gestión del SCRATS.
  • Y por tanto es imprescindible el apoyo social y político de nuestra región, que deseamos se alcance con el Pacto Regional del Agua, y muy especialmente el liderazgo del Gobierno de España, para sí entretejer muchas cuestiones que escapan  al alcance del SCRATS: las soluciones que sí son viables, técnica, ambiental y económicamente, además tienen que ser social y políticamente aceptadas. Sabemos que su desarrollo requiere tiempo, transparencia, explicación pública para visibilizar en todo el país el grave problema existente, trabajo sordo de los técnicos, de los políticos y de las administraciones, y el respaldo del Pacto Regional y del Pacto Nacional del Agua en el que sabemos ya se ha puesto a trabajar el MAPAMA.
  • Por ello, para que entre los asuntos a resolver en ese Pacto Nacional del Agua figure expresamente la solución al déficit estructural del ATS y para que se adopten ya medidas para paliar ya la escasez coyuntural añadida, el SCRATS va a entregar al Gobierno de España, a través de Ministerio este Estudio para su toma en consideración, y a solicitarle que lidere activamente la puesta en marcha de las soluciones que estime mejores, para que sean una realidad lo antes posible.  

 

 

24 de julio de 2017

Cargando